El ministerio: ¡Qué bendición!

Ha sido un excelente fin de semana. Tuvimos un buenísimo tiempo con varias parejas jóvenes en el que estudiamos una de las implicaciones de ser “una sola carne”… buen ambiente, buenos amigos, buen tiempo en la Biblia… Al día siguiente dimos inicio a las reuniones regulares de los grupos de jóvenes, “graduando” a varios de ellos hacia la siguiente estructura y reanudando nuestro estudio del libro de Ester… me gustó mucho. Luego, el domingo dos cultos muy buenos; muchos invitados que nos visitan luego de Casa del Juicio, varias profesiones de fe y un buenísimo ambiente que ayudó a la asimilación de una excelente exposición de la Biblia. 

Y es que el ministerio es una bendición. Poder ser parte de la expansión del Reino de Dios es simplemente lo mejor que puede haber. No estoy diciendo que el “ministerio a tiempo completo” es lo mejor (aunque debo confesar que no lo cambiaría por nada)… Estoy diciendo que ser parte de la obra de Dios es de lo mejor que puede haber. La satisfacción de estar realizando el propósito por el cual el Rey te ha creado, no tiene igual. 

Siempre que tengas la oportunidad de servir al Señor, no la desperdicies, no la des por sentado, no la desaproveches. Dios quiere usarnos para impactar a esta sociedad, allí, en la posición que Dios te ha dado…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s